La depilación eléctrica consiste en destruir las células germinativas del folículo piloso para la eliminación del pelo definitivamente.

Se realiza pelo a pelo y se necesitan varias sesiones para su eliminación. Con esta técnica podemos tratar vello de cualquier color, independientemente del tipo de piel que se tenga,  y en cualquier zona del cuerpo.

La recomendamos por su efectividad y excelentes resultados.

Empleamos el aparato APILUS, uno de los equipos más avanzados en depilación eléctrica. Con él las molestias durante el tratamiento son mínimas.

Contacta con nosotras para que te ampliemos toda la información.